Inicio Naturaleza Alimentos del huerto que no sabías que existían

Alimentos del huerto que no sabías que existían

385
Compartir

Una de las cosas que mucha gente considera de las más emocionantes al entrar al mundo de la agricultura y permacultura, es el descubrimiento de nuevos alimentos y plantas comestibles. Rápidamente te vuelves consciente de que hay mucho más especies comestibles de las que vemos en el supermercado y con ello

inevitablemente crece la curiosidad sobre cualquier cosa que crece en nuestro jardín o comunidad. Esta curiosidad nos ayuda a conocer de cerca a nuestras plantas y es de suma importancia en el camino de la permacultura, ya que mientras más provecho le podamos sacar a nuestros cultivos, mucho mejor.

Gracias a esta curiosidad hemos juntado una pequeña lista de 5 alimentos que quizás no sabías que tenías en tu huerto y que puedes empezar a utilizar en tus recetas.

Hojas de Zanahoria: La mayoría de la gente cree que las hojas de la zanahoria son tóxicas. Esto sólo es un mito que se ha formado alrededor de ésta por estar emparentada con especies tóxicas. En realidad, las hojas de zanahoria no sólo son comestibles, si no que son muy ricas y comúnmente se utilizan para crear salsas.

Hojas de Jitomate: Al igual que la zanahoria, las hojas de tomate han sido tachadas injustamente de ser tóxicas. Esto no sólo es mentira si no que además se les han descubierto propiedades inhibidoras de algunos tipos de cáncer tanto en las hojas, como en los tallos y en el fruto sin madurar (comer cuando está verde). Se utilizan comúnmente para intensificar el sabor en las salsas.

Hojas de Pepino: Excelentes para añadir cuando están tiernas a jugos o ensaladas. No se recomienda comer en grandes cantidades.

Mastuerzo: El mastuerzo, además de ser un excelente cultivo para mantener a raya algunas plagas, también es comestible. Su sabor, al ser algo fuerte, hace que se utilice en su mayoría para hacer salsas y pesto, aunque mucha gente lo añade directamente a las ensaladas con todo y flor.

Tallo y hojas de Alcachofa: El tallo de la alcachofa es comestible, delicioso y nutritivo. Se puede preparar con diferentes salsas para remojar, como el apio, o agregar a ensaladas. Las hojas hacen un excelente té para males del hígado y bilis, también es diurético y se le han encontrado propiedades anticancerígenas.

Por Javier de Cortina

Dejar una respuesta

Please enter your comment!

Please enter your name here